La anatomía del corazón en el yoga.

 

¿Por qué el corazón?

 

Todos hemos sentido la sensación de tener el corazón en un puño…situaciones que nos alcanzan el alma.

Es un órgano contráctil (sístole-diástole), motor del sistema circulatorio. Comienza a latir sobre la 6ª semana de gestión y su pulso marca el compás de nuestra vida.

Se localiza detrás del esternón y lo protege la cavidad torácica. Pulsa desde el centro de nuestro cuerpo físico y sus raíces (venas-arterias) nutren todo nuestro ser.

Está formado por 3 capas: Epicardio, miocardio y endocardio (de más superficial a más profunda).

Se estructura en 4 cavidades:

  • 2 Aurículas (arriba) separadas entre sí.
  • 2 Ventrículos (debajo) separados entre sí.

 

 

 

 

La parte derecha (azul) dirige la sangre poco oxigenada y se comunica mediante la válvula Tricúspide.

La parte izquierda (roja) maneja la sangre rica en O2 y está comunicada por la válvula Mitral.

 

¿Cuál es la función del corazón?

 

Simplificándolo, podemos decir, que la sangre venosa o poco oxigenada llega desde todas las partes del cuerpo hasta la Aurícula derecha por las venas Cava, de ahí pasa al Ventrículo derecho que la manda a los pulmones por las arterias Pulmonares para que se oxigene.

Una vez cargada la hemoglobina de O2 regresa por las venas Pulmonares hasta la Aurícula izquierda, desde ahí pasa al Ventrículo izquierdo, quien se encarga de repartidla por todo el cuerpo por la arteria Aorta.

Podemos apreciar la estrecha relación entre el corazón y la respiración.

 

 

 

¿Quién dirige esta orquesta?

 

 

Su función es vital por lo que el propio corazón posee un sistema nervioso intrínseco formado por 2 nódulos, Sinouricular y Auriculoventricular, que marcan su propio compás.

Pero el sistema nervioso autónomo (Simpático y Parasimpático) también inerva al corazón influyendo directamente sobre él.

Si mantenemos estados de ánimo como la ira, ansiedad o estrés crónico aumenta la frecuencia cardíaca y la tensión arterial, estos factores de riesgo pueden generar consecuencias patológicas severas.

Por su parte los pensamientos y emociones positivas como la alegría, el amor o la risa generan en el corazón un estado de armonía, que le permiten acompasar nuestra alma.

La relación entre cerebro y corazón es muy estrecha por lo que cualquier problema que afecte al uno repercutirá en el otro. Esto clarifica un poco por qué sentimos desde el corazón.

En Yoguihotel estamos convencidos que la práctica de asanas, meditación y respiración consciente es el mejor camino para alcanzar el control de tu mente y ofrecerle un estado de paz y bienestar a tu corazón.

 

 

Aprende a silenciar tus pensamientos y a escuchar el latir de tu corazón.  Te lo mereces.

 

NAMASTE-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Yoguihotel ®

  •   Apartado de correos 98
           46870 Ontinyent
           Valencia

  •    Mobile: +34 696 620 474

  •    Mail: info@yoguihotel.com

         

CONTACTA CON YOGUIHOTEL